Broche de mariquita con Jumping Clay

Ahora que llega la primavera y con ella comuniones y bodas podemos hacer unos broches de mariquitas con la jumping clay de forma muy sencilla y económica y tendremos unos regalos muy originales, donde los más peques también podrán colaborar.

 

La jumping clay es muy fácil de utilizar, y además la podemos dejar secar al aire. Al ser un broche que este tipo de arcilla pese tan poco es una ventaja.

 

Lo primero que necesitamos para poder hacer nuestro broche de mariquita con jumping clay es coger arcilla roja, blanca y negra.

 

1-      Lo primero que haremos es con la jumping clay roja haremos una bola y luego lo iremos amasando poco a poco hasta que consigamos una forma ovalada.

 

2-      Una vez tengamos el ovalo hecho la aplastamos un poco para que tenga una base y no se quede como un huevo y en la parte que se quede más plana será donde pongamos el broche.

 

3-      Cuanto ya lo tengamos cogemos un palillo  y trazamos una línea del extremo central  para señalar donde se encuentran las alas.

 

4-      Ahora extendemos un trozo de arcilla negra aplastándolo,  lo cortamos en forma de semicírculo y lo ponemos encima de uno de los extremos de nuestra mariquita.

 

5-      Con la misma arcilla de jumping clay negra hacemos pequeñas bolas que serán las manchas de la mariquita y se las vamos poniendo sobre las alas.

 

6-      Para hacer los ojos cogemos dos trozos de arcilla blanca y ponemos encima dos bolitas negras más pequeñas. Lo ponemos sobre la arcilla negra y luego una pequeña bola blanca encima. Ahora sólo nos queda esperar a que se seque

 

7-      Cuando ya lo tengamos seco es el momento que en la parte de abajo le pegamos el broche con silicona líquida y una vez seco ya nos lo podemos poner

 

Material


-          Jumping clay de colores rojo, blanco y negro


-          Un broche


-          Un palillo para modelar

 

Artículos relacionados