Como decorar una calabaza para Halloween

Todos pensamos en Halloween y rápidamente lo asociamos a fantasmas, brujas y por supuesto las calabazas. Aunque es una tradición americana, podemos pasar un rato entretenido con los más pequeños y ambientar nuestra casa en una fecha cada vez más significativa.

Siempre hemos visto la cara en la calabaza, y aunque a priori parece difícil, resulta muy sencillo y rápido, incluso para hacer con los más pequeños.

Lo primero que tenemos que hacer es cortar la parte superior de la calabaza, para ello previamente podemos hacer la marca en la calabaza y así  saber por dónde tenemos que cortar consiguiendo que quede por todos los sitios igual. No tiremos la parte que hemos recortado, ya que lo utilizaremos para tapar de nuevo la calabaza.

El siguiente paso es vaciar la calabaza, para ello podemos valernos de un vaciador para frutas o incluso una cuchara. La vaciamos completamente y después para asegurarnos de que no quedan pepitas podemos pasarle un trapo húmedo y así retirar los restos que puedan quedar.

Ahora llega el momento más divertido que es hacerle la cara a la calabaza. Podemos dibujarla nosotros mismos o descargarnos algún patrón de internet y calcarla. Cuando ya lo tengamos dibujado cogemos de nuevo el cuchillo y vamos recortando hasta que tengamos todos los gestos hechos.

Podemos poner dentro de la calabaza una pequeña vela, y con ponerle la tapa que habíamos recortado  ya tenemos lista nuestra calabaza de Halloween.

Artículos relacionados