Como decorar un espejo con pinzas de madera

Un espejo con pinzas de madera, es barato, muy fácil de conseguir y por supuesto un regalo muy original que no dejará indiferente a nadie.

Tan sólo necesitamos pinzas de madera y un espejo. Nosotros lo hemos elegido redondo pero lo podéis coger de cualquier otra forma y tamaño.

Lo primero que tenemos que hacer es limpiar el espejo para que cuando pongamos el pegamento se adhieran bien las pinzas. En cuanto al número de pinzas que necesitemos dependerá del tamaño del espejo y la distancia que dejemos entre pinza y pinza.

Podemos utilizar pegamentos específicos para vidrio o madera como las colas de contacto que son fuertes y nos dan una garantía de que no se despegara. Aconsejamos poner el pegamento en el interior de la pinza para que no se ensucie el espejo.

Para colocar las pinzas en el espejo, debemos poner el pegamento en el interior y una vez abierta la ponemos en el espejo como si tendiésemos la ropa. Debemos asegurarnos que llegue hasta el fondo para que luego todas las pinzas estén a la misma altura.

Sucesivamente iremos poniendo el resto de pinzas. Nosotros aconsejamos que entre pinza y pinza exista una distancia entre 1 y 2 centímetros. Y debemos asegurarnos de que queden rectas para que el resultado sea perfecto.

Respecto a las pinzas, podemos dejarlas de color natural, o por el contrario podemos decorarlas con dibujos, con diferentes colores o en tonos plateados, dependiendo de cómo sea la decoración de la habitación donde lo queramos poner.

Una vez tengamos todas las pinzas puestas y el pegamento seco, sólo nos queda colocar el espejo.

Artículos relacionados