Como hacer un anillo en forma de flor con alambre

Podemos hacernos un anillo de alambre de forma muy sencilla, y dada su sencillez podemos hacerlos de multitud de colores para que nos combine con todo.

Además el alambre resulta muy económico, aunque si es aconsejable que nos fijemos en que al retorcer el alambre no salte la pintura, ya que en algunos tipos de alambre pasa, y la diferencia de precio es imperceptible.

Para hacer nuestro anillo de alambre en forma de flor necesitaremos unos 70 centímetros de alambre de unos 2 milímetros de grosor.

También necesitaremos un útil redondo que coincida con el espesor del dedo en el que nos queramos poner el anillo. Se puede utilizar una barra de rímel, el cuello de una botella pequeña, la caja de un puro… hay mil cosas que nos pueden servir, aunque si buscamos algo más específico también podemos encontrar en tiendas de manualidades unos cilindros específicos para poder hacer anillos según la medida del dedo.

Instrucciones

  1. Estiramos el alambre lo más recto posible para que se adapte mejor al trabajo que vamos a realizar.
  2. Cogemos el alambre y le damos dos vueltas partiendo del centro, de tal forma que nos queden a ambos lados la misma longitud de alambre.
  3. Giramos los dos alambres 270 grados para que se entrelacen en la parte central del anillo.
  4. Ahora cogemos uno de los alambres y en la parte central hacemos que se junte con el otro tramo girando otros 180 grados.
  5. Una vez dispongamos de los dos alambres juntos los entrelazaremos entre sí hasta el final.
  6. Ahora, y sobre el centro del anillo, vamos girando estos alambres entrelazados realizando la forma de la flor entrelazada.
  7. Para rematar el anillo esconderemos las puntas por debajo de la rosa, teniendo cuidado para que estas puntas no nos roce el dedo.

Artículos relacionados