Como hacer una calabaza Disney con pasta de sal para Halloween

La calabaza es una parte imprescindible de la fiesta de Halloween. Si bien es cierto que podemos comprarla y decorarla también podemos hacer una nosotros mismos con pasta de sal, incluso personalizarla con unas orejas más Disney para que a los niñ@s les resulte más divertido.

 

La pasta de sal es una masa que obtenemos al mezclar la harina, sal y agua. Para hacer esta calabaza necesitaremos un poco más de una taza de harina, una taza de sal y media taza de agua.

 

Cuando lo tengamos todo mezclado y tengamos una pasta, cogemos una cuarta parte de esa pasta para hacer las orejas a las que les pondremos un palo que luego uniremos a la calabaza. Con el resto de masa hacemos la calabaza y le hacemos unas hendiduras de arriba abajo para que  tenga un aspecto más realista, que podemos hacer con un simple palillo.

 

Lo juntamos todo y lo metemos en el horno a una temperatura de unos 230 grados alrededor de 30 minutos.

 

Cuando este ya frio tenemos que pintarlo. Para ello utilizaremos una pintura acrílica que es la que mejor nos permitirá fijar el color a la calabaza de pasta de sal. Nosotros hemos elegido pintarlo una vez hecho, pero también se pueden utilizar colorantes en el momento que se está haciendo la pasta.

Una vez nuestra calabaza de pasta de sal esté seca, sólo nos queda buscarle un buen sitio que ambiente nuestra casa para Halloween.

 

Artículos relacionados