Como hacer unos pendientes con gominolas

Unos pendientes hechos con gominolas serán un regalo perfecto para las más pequeñas de la casa. Incluso podemos hacerlos con ellas ya que es muy fácil y rápido.

 

Lo primero que tenemos que hacer es elegir nuestra gominola favorita y ponerle un alambre fino por dentro. La parte de abajo del  alambre debe hacer como forma de anzuelo para que no se caiga la gominola. Podemos hacerlo nosotros mismos con unas tenacillas o comprarlos ya hechos en tiendas de bisutería.

 

Cuando ya tengamos preparado el alambre lo recortamos y ponemos el enganche del pendiente que también los podemos encontrar en cualquier tienda y resultan muy económicos.

 

Recomendamos que después pongamos la gominola a secar al sol para que se ponga dura, porque si no se secan previamente hay veces que se quedan blandas.

 

Una vez  se hayan endurecido las gominolas les ponemos una capa de esmalte para uñas transparente y lo dejamos secar. El efecto que nos dará el esmalte es brillo y hará que la gominola se quede totalmente endurecida.

Podemos darles varias capas de esmalte y cuando ya estén secas ya sólo nos queda elegir cuando luciremos unos pendientes tan dulces.

 

Artículos relacionados