Quilling

El quilling (filigrana en español) es una técnica que proviene del Antiguo Egipto y que en la actualidad cada vez se está utilizando más. Consiste en enrollar el papel  para crear diferentes diseños que se utiliza principalmente para decorar tarjetas, cuadros y accesorios de decoración.

 

Está técnica es una manualidad que consiste en  enrollar finas tiras de papel  para crear diferentes diseños decorativos. Estas tiras de papel las podemos comprar ya preparadas en tiendas de manualidades, aunque también podemos hacer nuestras propias tiras, con papeles de colores y una guillotina, de forma que además nos ahorraremos algo de dinero.

 

El quilling Se puede hacer con los dedos, aunque para que nos resulte más sencillo hay una especie de lápiz pero con el agujero como las agujas  que resulta ideal para enrollar las tiras de papel.

 

Después de que enrollemos las tiras las ponemos dentro de una plantilla específica para esta técnica  y dejamos que se desenrolle más o menos en función de la figura que queramos realizar.

 

El quilling es una técnica muy sencilla pero con las que podemos realizar manualidades muy elaboradas y con una gran cantidad de detalles.