Técnicas para hacer Patchwork

Sabemos que el patchwork es la unión de diferentes telas o retales para decorar camisetas o poder renovar un edredón o incluso poder hacernos un bolso utilizando diferentes técnicas.

De hecho cada vez existen más variedad de técnicas para hacer patchwork que se adaptan a todos los niveles de dificultad, así como que nos permiten obtener diferentes acabados y formas de trabajar con la tela. Aquí os explicaremos brevemente los más conocidos y utilizados, aunque  dentro de cada uno de ellos también podemos encontrar variantes.

Variantes del Patchwork

El quilt o quilting consiste en la unión de dos telas o tejidos que entre sí tienen un relleno, de forma que al coser las dos piezas obtendremos un acabado acolchado.

Otra técnica es el appliqué, que consiste en la unión de diferentes telas mediante la costura, de forma que quedan superpuestas unas encima de otras.

El patchwork sin agujas es una de las técnicas que cada vez está ganando más seguidores dada su sencillez y que podemos conseguir a partir de una base de porexpan. Se utiliza sobre todo  para creaciones muy elaboradas o cuadros.

El paper piecing es otra forma de hacer patchwork que consiste en que creemos unos dibujos sobre papel, y entonces coseremos la tela sobre ellos, de forma que resulta mucho más sencillo que hagamos dibujos.

Artículos relacionados